Tu primer huerto

 Pasos a seguir para instalar un huerto en condiciones y que sea productivo.

 

1er paso: Situación

  Cuando nos decidimos a empezar un huerto, lo primero que debemos tener en cuenta es su disposición, pues las horas que reciba de luz y la incidencia de esta, harán nuestro cultivo más o menos productivo. Así pues, siempre que podamos, lo orientaremos hacia el lado sur, para disfrutar de todos los beneficios de la luz solar y haremos las lineas en dirección norte-sur.

2º paso: El agua

 Es un elemento esencial para el crecimiento de todas de las verduras y plantas. Hay varios sistemas, por aspersión, con manguera, por goteo o el más eficaz, con cintas de exudación, que permiten una distribución del agua uniforme y evitan su evaporación, siempre que tengamos suficiente presión. Sino, la opción del goteo es igualmente valida y eficaz. Siempre debemos tener en cuenta que un exceso puede producir daños y hongos y la falta de agua, una merma en el desarrollo vegetal volviendo las plantas duras y con tendencia a espigarse.

3er paso: La tierra

Tan importante como los otros dos factores, aunque muchas veces se olvida, es la tierra donde crecerán nuestros alimentos. Un sustrato equilibrado y de calidad evitará la aparición de hongos, carencias en el desarrollo y la necesidad del uso de abonos químicos, favoreciendo así, una producción abundante, ecológica, y con unos sabores y texturas casi perdidos en el tiempo.


Otros temas complementarios:

Textura y nutrientes de la tierra

Compost y compostaje

El humus de lombriz