Textura y nutrientes de la tierra


Textura de la tierra

 

Cuando nos disponemos a cultivar un terreno por muy pequeño que sea, lo primero que debe hacerse es estudiar el suelo donde sembraremos, ya que sus propiedades físicas, químicas y biológicas, únicas en cada terreno, influirán en el desarrollo de nuestros vegetales. La característica más evidente es su textura y ésta la podemos dividir según contenga más o menos cantidad de arcilla, arena o limo, en arcillosas, arenosas o francas.

Arcillosa: Suelos ricos en nutrientes muy poco porosos, con el consiguiente mal drenaje. Gránulos de 0,002 milímetros. Suelos con al menos un 25% de arcilla y el resto de arena o limo.

Arenosa: Pobre en nutrientes con muy buen drenaje. Gránulos de entre 0,06 y 0,2 milímetros. Suelos con un máximo de 15% de limo y arcilla y al menos un 45% de arena.

Franca: Punto intermedio entre las otras dos. Generalmente óptima para el cultivo. Gránulos de 0,002 a 0,06 milímetros. Esta la podremos dividir también en franco-arcillosa y en franco-arenosa.

 

 

Nutrientes de nuestra tierra

 

Las plantas necesitan de 13 elementos minerales imprescindibles para vivir y por ello en cada tipo de suelo siempre los encontraremos en mayor o menor proporción. Los podemos dividir en dos grupos:

 

Macronutrientes: Aquellos que la planta absorbe en mayor cantidad.

- Nitrógeno ( N )
- Fósforo ( P )
- Potasio ( K )
- Calcio ( Ca )
- Magnesio ( Mg )
- Azufre ( S )

 

Oligoelementos: Aquellos que la planta absorbe en pequeñas cantidades.

- Hierro ( Fe )
- Zinc ( Zn )
- Manganeso ( Mn )
- Boro ( B )
- Cobre ( Cu )
- Molibdeno ( Mo )
- Cloro ( Cl )

 

Añadiendo a nuestra tierra de cultivo materia orgánica (compost, estiércol, turba...) lograremos, gracias al proceso de descomposición, obtener la cantidad de nutrientes necesarios para un perfecto desarrollo de las plantas, sin la necesidad del uso de abonos químicos. A la vez, dará una buena estructura a la tierra, aumentando la actividad bacteriológica, quedará más esponjosa y aireará y mejorará la filtración del agua.